Categorías del blog
Últimos comentarios
Sin comentarios
Búsqueda de blogs

¿Qué hacer si la junta de culata está quemada en tú tractor?

Publicado en4 meses hace
Favorito0

Ya sea que lo use todos los días en la granja o para tareas específicas un poco más pesadas, el momento en que tu tractor se descompone puede ser una pesadilla. Especialmente cuando se debe a una junta de culata quemada. Sin embargo, saber detectar de manera temprana los síntomas que indican que la junta de culata de tu tractor esta defectuosa vas a poder evitar la necesidad de una costosa reparación o la adquisición de varios recambios extras para tu tractor.

La junta de estanqueidad están hechas de una variedad de materiales diferentes. Si bien el acero es el material más común en el que se fabrican las juntas de culata, otras juntas están hechas de caucho, silicona, corcho, asbesto, aluminio, nitrilo, fibra de vidrio y teflón. A menudo se prefiere la fibra de vidrio debido a su capacidad para soportar una presión excesiva.

Reemplazar una junta de culata en un tractor, por ejemplo, puede costar un aproximado de € 2,000 o más. Y eso puede afectar el presupuesto personal, por esta razón es necesario realizar los mantenimientos preventivos. De cualquier forma, en Agriquipo.com te ofrecemos precios competitivos para solucionar tu problema mecánico y así puedas tener tu tractor al día.

Principales motivos por los que la junta de culata del tractor se puede quemar

Los principales motivos por el que se te puede quemar una junta de culata son:

  •          Sobrecalentamiento del motor

El aceite es un lubricante que ayuda a enfriar el motor junto con el refrigerante. Por lo tanto, si la junta de la culata tiene fugas o sufre de elasticidad, el motor se sobrecalentará y te va a ocasionar muchos problemas.

  •          Pérdida de líquido en el radiador

Si hay una pérdida repentina de fluidos, puede ser a una falla en la junta de culata. Para evitar esta situación, debes controlar el nivel de tu radiador todos los días.

  •          Aceite de motor lechoso

Cuando el refrigerante se filtra en la cámara de combustión, el aceite y el agua se mezclarán haciendo que el aceite tengo una decoloración volviéndose de color blanco lechoso. Por lo tanto, si el color se volvió blanco lechoso, debes prestarle atención.

¿Cómo saber si la junta de culata está quemada? 

Los motores diésel son el motor de elección para la mayoría de los tractores, pero incluso estos motores fiables pueden sufrir problemas con las juntas de culata. Para saber esto, es necesario ir conociendo los síntomas que tu tractor tiene una junta de culata quemada son:

Síntomas 

  •          Un radiador que necesita ser llenado constantemente con agua o refrigerante
  •          Indicador del motor que muestra la temperatura máxima después de unos minutos.
  •          Genera una nube de gases de escape al ralentí o humo blanco que sale del escape
  •          El refrigerante gotea claramente al suelo debajo de la junta de la culata
  •          Se forman burbujas en el desbordamiento del radiador y del depósito

¿Observa alguno de estos síntomas que ocurre en la junta de culata en tu tractor? Entonces, esta es una señal de que el refrigerante se está filtrando en el aceite o fuera del motor por completo. Esto corre el riesgo de que el motor se sobrecaliente y cause daños irreparables a la junta de la cabeza de su tractor.

Consecuencias de una junta de culata quemada en el tractor

 Las consecuencias más comunes de una junta de culata quemada es el sobrecalentamiento del motor. Cuando el motor se calienta demasiado, la culata se expande, lo que puede aplastar la junta de la culata y provocar fallas.

Una vez que una junta de culata falla, puede causar todo tipo de problemas, que incluyen:

  1.        Sobrecalentamiento

Una falla en la junta de la culata puede haber sido causada por un motor sobrecalentado como resultado de un radiador obstruido, un ventilador defectuoso, pero a su vez, una junta de la culata rota también hará que el motor se sobrecaliente. Los gases de escape calientes pueden filtrarse al sistema de enfriamiento, o el refrigerante puede filtrarse en los cilindros y quemarse en forma de vapor. De cualquier manera, el resultado es un motor sobrecalentado.

Si se permite que el motor se sobrecaliente, también puede provocar que la aleación de la culata se deforme, o si el motor quema una cantidad excesiva de vapor, puede dañar el convertidor catalítico, lo que aumenta significativamente el costo de reparación.

  1.        Pérdida de potencia en el motor

Si la junta de la culata falla de tal manera que permite que escape el aire comprimido o combustible, la compresión de ese cilindro se reduce. Esta pérdida de compresión da como resultado un motor de funcionamiento irregular y una reducción notable de la potencia del motor.

  1.        Contaminación del aceite

Uno de los signos reveladores más famosos de la falla de la junta de la culata es la formación de lodo lechoso en la parte inferior de la tapa de llenado de aceite o en la varilla de nivel. También cuando falla una junta de culata, este puede permitir que el refrigerante y el aceite se mezclen, lo que da como resultado un aceite contaminado que arruinará los cojinetes del motor si se deja desatendido. En todo caso, la contaminación del aceite-refrigerante hará que suba el nivel de aceite del motor en la varilla. Generalmente es un buen indicador y es una señal segura de que su motor debe ser revisado.

  1.        Abundante humo

Una junta de culata defectuosa puede provocar que salga humo azul del tubo de escape. Es causado por una fuga de aceite que pasa por la junta y entra en cada uno de los cilindros, donde luego se quema como parte del proceso de combustión. La misma falla también puede hacer que los gases de escape ingresen en el bloque del motor a través de los conductos de aceite y presuricen el cárter, causando problemas de lubricación y desgaste excesivo del motor.

  1.        Fugas externas

Si falla una junta de culata entre la vía de agua o aceite y el exterior del motor, el resultado puede ser una simple fuga de refrigerante o aceite.

Es posible que esto no se manifieste como un problema inmediato, pero si se permite que los niveles de refrigerante o aceite bajen demasiado, puede provocar problemas graves en el motor.

Soluciones para una junta de culata quemada 

En cualquiera de los casos, lo primero que hay que hacer es dejar enfriar el motor, a continuación, se procederá a desmontar la culata, quitar la junta quemada, posiblemente te tocara desnatar la culata para asegurar una superficie perfectamente plana cuando te toque sustituirla por una nueva, rápidamente debes limpiar el sistema de refrigeración, este tiene que estar completamente libre de aceite. Una vez hecho el trabajo y todo puesto en su lugar, vas a poder continuar, volviendo a atornillar todo, lo que incluye reemplazar la correa de distribución o la cadena si es necesario.

Productos relacionados
Artículos relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Menú

Código QR

Ajustes

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse